Cocodrilo del Nilo

COCODRILO DEL NILO (Tamaño, peso, hábitat…)

Cuando hablamos de cocodrilos una de las especies más conocidas, es el cocodrilo del Nilo (Crocodylus niloticus) . Estos reptiles no sólo viven en el curso de este río, pero sí se han hecho famosos por habitar en sus aguas.
Los registros sobre estos animales datan del Antiguo Egipto.

¿Quieres saber más?

Características del cocodrilo del Nilo.

Este cocodrilo es uno de los más grandes que habitan en África, un ejemplar adulto puede alcanzar más de 5 metros de largo, y en menor medida algunos llegan casi a 6 metros. Estas medidas corresponden a los machos, ya que la hembra tiene un tamaño algo menor, existiendo lo que se conoce como dimorfismo sexual tanto en la longitud como en el peso. Es un animal poderoso y violento. En cuanto al peso, estos animales pueden llegar en ocasiones a los 800 kilos.

Se habla mucho de que el cocodrilo del Nilo es una subespecie de lo que conocemos como cocodrilo africano, aunque por las características del terreno, el ambiente y otros factores, estos últimos tienen unas medidas mucho más pequeñas.

El cocodrilo del Nilo puede llegar a correr a una velocidad de 48 km/h pero sólo en distancias cortas, debido al tamaño de sus patas y su enorme peso. A diferencia de lo que se puede pensar, los cocodrilos cuando caminan lo hacen sin tocar el vientre con el suelo, algo que solemos pensar al verlos siempre tostados al Sol con la tripa pegada al terreno. Si viésemos un cocodrilo que anda arrastrando o tocando el suelo con la parte inferior de su cuerpo, posiblemente este enfermo.

Hábitat. Dónde viven los cocodrilos del Nilo

Los cocodrilos del Nilo adoran los espacios abiertos, por lo que siempre se les verá en medio de la tierra, descansando y tomando el Sol frente al agua del río o de algún lago o pantano. Son animales que no les gusta un agua excesivamente salada, pero tampoco muy dulce, por lo que buscarán habitar aquellas que cumplan con los requisitos, agrupándose en varios miembros.

Cuando estos animales se encuentran en temperaturas de mucho calor o por el contrario, de mucho frío, suelen cavar tanto con el morro como con las patas unos orificios en el suelo, lo suficientemente grandes como para meterse en ellos, pudiendo de esta manera escapar de las temperaturas adversas

Qué comen los cocodrilos del Nilo

Son capaces de comer grandes cantidades de carne de cualquier animal.

Este cocodrilo se ha caracterizado por ser capaz de cazar en grupo con el fin de tener presas mucho más grandes. La táctica que siguen estos animales es sencilla. Los cocodrilos más pequeños o que no se encuentran en un rango alto de jerarquía en el grupo, atacan al animal en cuestión, que puede ser fácilmente un caballo, una vaca, un camello u otro animal de estas características. Cuando el animal se encuentra inmovilizado, el cocodrilo más grande se acercará con el fin de asestarle un bocado mortal, que no solo matará a la presa, sino que también la descuartizará, ya que tiende a morder con sus afilados dientes y poderosas mandíbulas y luego se retuerce sobre sí mismo para destrozar todo. Una vez alimentado el más fuerte, el resto intentarán conseguir su pedazo de carne.

Otra de las partes más poderosas y que suele utilizar para ciertas presas es su cola. Siempre tenemos en mente cuanto hablamos de un cocodrilo sus poderosas mandíbulas que se cierran rápidamente cuando sienten algo en su lengua, pero la cola es capaz de romper huesos o incluso quebrar cráneos de un simple golpe.

Cómo nacen los cocodrilos del Nilo

Cuando comienza la época reproductiva de estos reptiles, los machos empiezan a producir sonidos cada vez más fuertes, acompañados con golpes en el agua y otros métodos de persuasión que hacen que las hembras se fijen en ellos para reproducirse. Por norma general, el cocodrilo más grande y por lo tanto también el más fuerte es el que conseguirá aparearse más.

Cuando se han apareado, tanto la hembra como el macho se ayudan mutuamente en la excavación de un nido que puede llegar a medir de profundidad medio metro o algo más en el que va a poner los huevos con el fin de protegerlos mejor de las inclemencias del tiempo. Esta especie es capaz de poner de media uso 50 huevos, los cuales se abren a los 3 meses, pudiéndose alargar mucho tiempo más.