5 cosas que puedes hacer para ayudar a la selva Amazónica.

En este momento (2019), el Amazonas está ardiendo.
Todos estamos indignados y desconsolados por lo que está sucediendo, y muchos probablemente se sientan impotentes.


Los problemas a escala global requieren soluciones a escala global y esa responsabilidad recae principalmente en gobiernos y empresas.
Pero aquí hay 5 formas en que puede ayudar.

Amazonas ardiendo.

LA AMAZONIA ESTÁ ARDIENDO.

Ya se han registrado casi 73,000 incendios en la selva amazónica este año, 85% más incendios que en todo 2018.
La tierra está despejada y preparada para la agricultura a través de incendios, pero normalmente no a esta intensidad.
La actual estación seca también contribuye a la rápida propagación de estos incendios.

Nuestro Amazonas está en llamas, y esto es una consecuencia directa de la deforestación acelerada.

Y las repercusiones son devastadoras.

¿Sabías que?

El Amazonas es la selva tropical más grande del mundo y un aliado clave en la lucha contra la crisis climática.
Está destinado a absorber carbono, no a producirlo.

Los árboles en la Amazonía contienen hasta 140 mil millones de toneladas de carbono. Eso es el equivalente de lo que los humanos producen en 100 años.
En pocas palabras, no hay forma de que podamos combatir la crisis climática sin detener la destrucción de nuestros bosques.

A pesar de cubrir solo el 1% de la superficie del planeta, el Amazonas alberga el 10% de todas las especies de vida silvestre que conocemos, y probablemente aún hay muchas más por descubrir.

Es devastador ver arder este precioso lugar.

Pero…hay algo que tú puedes hacer.

1. EDÚCATE. Infórmate sobre el tema.

El Amazonas es conocido popularmente como los pulmones del mundo. Contiene más de 1/3 de la selva tropical restante del mundo, pero la estamos perdiendo rápidamente.
Cuanto más sepa sobre la crisis que está sucediendo, más podrá ayudar.

Los incendios son el resultado directo de las altas tasas de deforestación para limpiar o preparar tierras para la agricultura y la ganadería.

Hemos visto un aumento masivo en la cantidad de incendios en 2019, y la mitad de estos han sido en los últimos 20 días.
Si bien los incendios forestales naturales no son inusuales en esta época del año, la magnitud y la intensidad de estos incendios son excepcionales, y el resultado directo del aumento de las tasas de deforestación por parte de los agricultores no ha sido controlado por el gobierno brasileño.

2. REFLEXIONA SOBRE TU DIETA.

La comida que comemos no debería costarle a la Tierra, pero a menudo lo hace.
Se están talando bosques para criar ganado para carne y lácteos, y para cultivar y alimentar a las crecientes poblaciones de ganado.
Menos demanda significa menos deforestación.

3. MUESTRA EL PROBLEMA.

Compártelo en las redes sociales. Habla con tus amigos y familiares al respecto.
Depende de todos nosotros hacer que esto sea social, económica y políticamente inaceptable, y ayudar a evitar que vuelva a suceder en el futuro.

Cuantas más voces tengamos, más alto será nuestro llamado a la acción urgente.
Siga compartiendo actualizaciones, etiquete personas influyentes, exija un grito de guerra.

4. UTILIZA TU VOTO DE MANERA INTELIGENTE.

Vote por los líderes que tengan en su agenda de gobierno la protección del medio ambiente.

5. SÉ PARTE DEL CAMBIO…

  • Protesta en las calles.
  • APORTA AYUDA en los incendios que sucedan en tu zona. (Cualquier ayudar aún siendo mínima siempre será bien acogida)
  • Apoya a organizaciones que actúen en las zonas afectadas.

Pequeña reflexión final.

Como he escrito al principio del artículo…
«Los problemas a escala global requieren soluciones a escala global y esa responsabilidad recae principalmente en gobiernos y empresas» pero hay pequeñas acciones que pueden ayudar a concienciar y educar a la ciudadanía y así, quizás, podamos formar parte del cambio presionando a nuestros gobiernos y a grandes empresas.